La Asociación para el Desarrollo de El Salvador -CRIPDES-, organización que trabaja con alrededor de 260 comunidades a nivel nacional enfocada en el fortalecimiento de la organización comunitaria y la defensa de los derechos de las personas, consideramos que desde la emergencia sanitaria causada por el coronavirus SASR-CoV-2 (COVID-19) la población joven rural por años excluida ha quedado en una situación precaria de vulnerabilidad.

juventud

La Mesa Nacional de Juventud, espacio de articulación y promoción de los derechos de las juventudes en El Salvador, liderada por más de 2 mil jóvenes organizados a nivel nacional, manifestamos nuestra preocupación por la ausencia de dirección y seguimiento al trabajo que muchos jóvenes mujeres y hombres han venido desarrollando en los territorios.

Desde la transición del gobierno y a más de un año de gestión hay un estancamiento y crisis democrática en el país que genera una vulnerabilidad de derechos humanos siendo violentados con represión por parte de las instancias de seguridad de parte del GOES. Lamentamos la poca voluntad política de las instancias gubernamentales como el INJUVE para promover espacios de participación juvenil, acompañamiento de las juventudes en los territorios, cierres de programas, que venían a mejorar la situación de muchos jóvenes.

CRIPDES gestiona y apoya con entidades de cooperación para contribuir mínimamente con las comunidades para enfrentar la situación que ha provocado la pandemia en los cuales tenemos apoyo a algunas problemáticas que el sector juventud ha vivido, por lo tanto, vemos necesario tomar en cuenta a este sector de la sociedad para la transformación como parte estratégica de cambio social desde las bases del trabajo comunitario.

En el marco del día internacional de las juventudes queremos demandar lo siguiente:

  • TRABAJO DIGNO.
  • Más oportunidades laborales para el sector juventud, con las condiciones adecuadas y no solamente para cubrir plaza.
  • Educación accesible y con cuotas justas acorde a la realidad de El Salvador.
  • Acceso a la salud con la atención adecuada hacia el sector juventud sin estereotipo.
  • Exigimos que se respete y se mantengan el orden constitucional y la democracia.
  • La pronta articulación entre el INJUVE y las organizaciones juveniles que existen en el territorio nacional.
  • Instalar y mantener espacios de participación de las juventudes ya que siempre hemos participados en espacios para construcción de políticas públicas, asambleas, foros, programas promovido desde el estado salvadoreño y que vayan enfocadas a las juventudes rurales.
  • En tiempos de COVID, respetar los derechos de las juventudes y las participaciones políticas en espacios de toma de ellos mismos.
  • Promover de inmediato programas de ayuda para jóvenes rurales en situación de vulnerabilidad a causa de la pandemia por el COVID19.

 

 

¡Por el Desarrollo Integral de Las Juventudes, mis derechos y mi voz cuenta!

 

 

San Salvador, 12 de agosto de 2020.

Design: Estudio Gráfico SV | Website by Heavy Web Design